¿Fue válido mi matrimonio? – Padre Daniel Jiménez Cortés